01 July 2016

Periódico El Caribe

Gobierno invirtió RD$80 mil millones en obras viales

La Circunvalación será continuada de octubre a noviembre

Fuente: Periódico El Caribe

La construcción del tercer tramo de la Circunvalación de Santo Domingo será iniciada de octubre a noviembre del presente año y se prevé que cuando entre en funcionamiento unos 25 mil vehículos dejarán de entrar a la ciudad. 

La información la reveló el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, durante una entrevista que giró en torno al balance de su gestión durante estos últimos cuatro años. “Estamos en la parte de planificación. Nosotros quisiéramos entre octubre a noviembre dar el primer picazo del tramo III”, adelantó. 

El tramo III de la Circunvalación iniciará desde Punta de Villa Mella (culmina tramo II) hasta la carretera del Nordeste. Desde sus inicios, se previó que su construcción se divida en dos fases. 

Acerca del tramo I y II de la Circunvalación, dijo que los resultados obtenidos superaron las expectativas. 

Precisó que en la actualidad más de 15 mil vehículos circulan diariamente por la Circunvalación Juan Bosch. De estos, cerca de seis mil vehículos pagan peajes. Mientras entre ocho a nueve mil transitan por esta vía pero no llegan a los peajes. 

Pero a pesar de los esfuerzos, el tránsito en la capital no presenta una mejoría notable, cuestionó elCaribe. El funcionario contestó: “Nosotros hemos sacado 15 mil vehículos, pero ¿cuántos han entrado? Solamente el año pasado se vendieron 50 mil vehículos”. Esto es como una especie de carrera contra el tiempo”.

En ese sentido, dijo que no se puede trabajar para ayer ni para hoy. Entiende que hay que construir hoy lo que se va a necesitar en 10 años. “Esta es una mentalidad que hay que crear en el Gobierno y en el Estado. Hay que trabajar con anticipación”, subrayó. 

Los tramos I y II de la Circunvalación de Santo Domingo fueron construidos con las recaudaciones de los peajes. 

De acuerdo con Gonzalo Castillo, lo más seguro es que el tercer tramo sea financiado de igual forma. 

Al evaluar la inversión en infraestructura vial durante este cuatrienio, el titular de la entidad la estima en 80 mil millones de pesos, para un promedio de 20 mil millones por año. De esta cantidad, 60 mil millones de pesos provienen del Gobierno central y 20 mil millones de pesos son financiados por la Fiducia RD Vial. 

El funcionario calificó las obras construidas en grandes, medianas y pequeñas con la observación de que todas son importantes. 

Al preguntarle sobre la obra cumbre de su gestión no titubeó en decir “Circunvalación Juan Bosch”, aunque no dejó de mencionar la Circunvalación Norte de Santiago. “Esta es una obra que duró 19 años en construcción y en este gobierno la terminamos en tan solo ocho meses”, dijo.

Entre las obras grandes citó el Corredor Vial del Este, encabezado por el bulevar turístico, obra que a su juicio es un impulso enorme al desarrollo del turismo en esta parte del país, con la creación de empleos y entrada de divisas. 

Construyendo obras 

Destacó la importancia de las obras pequeñas, como el programa de bacheo, el reemplazo de tapas de los imbornales, la reparación de aceras y contenes para que el peatón camine con seguridad.

Resaltó la construcción de retornos operacionales debajo de los elevados. Específicamente próximo a la entrada del municipio Los Alcarrizos, como también los construidos en la avenida John F. Kennedy con las intersecciones Winston Churchill, Lope de Vega, Tiradentes, Ortega y Gasset. También se tomó en cuenta la 27 de Febrero con Leopoldo Navarro. 

Asimismo, enumeró algunas intervenciones, que asegura están trayendo consigo una mejoría importante en el tránsito de la ciudad, consistentes en la reformulación de varias avenidas del Distrito Nacional, entre ellas la Prolongación 27 de Febrero, Núñez de Cáceres, Sarasota, Abraham Lincoln, Los Próceres, La Luperón y la República de Colombia. 

Una cultura de servicio 

Al referirse a la categoría de obras medianas ejecutadas por Obras Públicas, mencionó el paso a desnivel en la 27 de Febrero con Privada y los elevados ubicados en la Charles de Gaulle con Ecológica y con carretera Mella, así como los levantados en los municipios Cienfuegos, Santiago, y en Piedra Blanca, Monseñor Nouel. 

Explica que en el Sur también se realizaron obras importantes. Como la carretera Cruce de Ocoa, demandada desde hace 50 años, el puente de Sabana Larga y la reconstrucción de la carretera Baní-Azua, entre otras intervenciones.

Pero entiende que lo fundamental ha sido crear en el Ministerio de Obras Públicas la cultura que no solo es construcción también es servicios.

Indicó que la implementación de las patrullas de asistencia vial en las carreteras constituye el punto más luminoso de su gestión en materia de servicio.

Entre las obras que están en proceso de construcción mencionó la Circunvalación de Azua, la carretera Azua-Barahona, Barahona-Enriquillo, la Circunvalación de San Juan, el tramo Rancho Arriba-Nizao- Sabana Larga, la carretera Maimón-Puerto Plata y la ampliación y habilitación de 10 kilómetros de Caleta-Boca Chica.

Explicó, además, que también hay un amplio programa de obras por ejecutar en todo el territorio nacional. 

Dijo que la Circunvalación Baní está en licitación y está en agenda la construcción del paso a desnivel de la Isabel Aguiar. En ese sentido, aseguró que las vías que se construyen hoy no son las mismas de 10 años atrás. 

El Ministerio de Obras Públicas ha estado trabajando en algunas áreas que no son de su competencia. Por ejemplo, recientemente estuvo acompañando al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en la intervención de los municipios Santiago y San Cristóbal, declarados en emergencia por crisis en el servicio de recolección de basura.

Acompañando instituciones 

Gonzalo Castillo expresó que “nosotros siempre estamos dispuestos a hacer las instrucciones del Presidente. Si tenemos una afección de enfermedades tropicales como el zika y nos manda a fumigar, a recoger basura y eliminar criaderos eso hacemos y si hay problemas puntuales en los municipios y tenemos que ir en auxilio así lo hacemos”. 

Dijo que si instituciones como Medio Ambiente, la Policía Nacional, entre otras entidades estatales les piden ayuda y tienen la capacidad para hacerlo, siempre estarán prestos a colaborar. 

Precisó que han sido positivos los resultados de asumir provisionalmente la parte operacional en la recogida de basura en los municipios de Santiago y San Cristóbal.

 

Castillo irá donde el Presidente lo mande

 

Ante la pregunta de si tuviera el poder de elegir una institución a dirigir, cuál sería esa entidad, Castillo contestó: “No tenemos institución de preferencia. Hemos estado cumpliendo aquí con el mandato y nosotros somos un miembro del Partido de la Liberación Dominicana, y del Comité Político y donde el Presidente defina donde podamos servirle al país, ahí estaremos”. Siendo empresario de profesión pasó a dirigir el Ministerio de Obras Públicas. “Yo fundé y desarrollé la empresa de aviación más importante del Caribe que es Helidosa y Aeroambulacia. Y no soy ni piloto, ni mecánico de avión ni de helicóptero, así que eso destruye la tesis de que hay que ser un especialista de área para poder gerenciar”.

 

De ingeniero en electrónica a ministro de Obras Públicas 

 

Gonzalo Castillo Terrero nació en Barahona el 20 de noviembre de 1960. Es hijo de Gonzalo Castillo Peña, de Baní, y de Miriam Terrero Samboy, del municipio Enriquillo. Su padre se dedicó a la barbería. De él dice que heredó el arrojo de ser independiente y dedicarse a la libre empresa. Mientras su madre hacía de ama de casa, sin dejar de dar apoyo a los negocios de su padre.

Es el segundo de cinco hermanos, tres hembras y dos varones. Tiene una hermana doctora, otra mercadóloga y la más pequeña es negociante. Su hermano es coronel del ejército y también es empresario. 

En el mes de julio del 1984 se casó con Silvia Antonia López Contreras, ingeniera química y licenciada en administración de empresas con quien procreó tres hijos: Gonzalo Alexander Castillo, es el mayor, tiene 29 años, es ingeniero civil y piloto de avión y helicóptero, es quien ha estado al frente de las empresas de su padre mientras Gonzalo desempeña las funciones públicas.

La segunda es Mónica Paola Castillo López, es arquitecta y trabaja en dirección de proyectos en una empresa de arquitectura y proyectos en Miami. Tiene maestrías en Londres en Proyectos internacionales. La más pequeña es Silvia Aimé Castillo López. Estudia educación especializada en Boston.

Castillo estudió en el colegio católico Divina Pastora. Cursó la secundaria en el Politécnico Loyola, de San Cristóbal, donde se graduó de perito en electrónica industrial. De ahí comenzó a trabajar en Datocentro, donde se desarrolló como ingeniero de campo en el mantenimiento y reparación de computadora. Castillo Terrero fue designado ministro de Obras Públicas y Comunicaciones el 16 de agosto del 2012. Anteriormente, la institución fue dirigida por Víctor Díaz Rúa.

Noticias