07 July 2014

Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones

Nueva carretera Uvero Alto-Miches impactará en turismo de la región Este.

Fuente: Departamento de prensa de MOPC

El Gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), entregará a finales de año un tramo de 72 kilómetros de la carretera Uvero Alto-Miches-Sabana de la Mar, que en total tiene una extensión de 110.8 kilómetros, y cuya inversión supera los 265 millones de dólares.  

 

El ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, explicٕó que la primera etapa de la carretera, que conecta Uvero Alto con Miches, -iniciada en enero de 2013, y es un enlace con los principales polos turísticos de la región Este-, será puesta en servicio en diciembre de este año, mientras que la segunda etapa (Miches-Sabana de la Mar) será entregada en agosto de 2015.

 

Del total de kilómetros que tiene la carretera Uvero Alto- Miches, 72 en total, más de 50 están completamente asfaltados y listos para la señalización vertical y horizontal de la vía, dijo Castillo.

 

La zona de Uvero Alto está próxima a Bávaro y Punta Cana, donde convergen las vías que conforman el Bulevard Turístico del Este, con las que hay comunicación directa con la nueva carretera, uniéndose ésta a la más importante meca del turismo internacional en República Dominicana.

 

De conjunto, la vía en toda su extensión consta de 10 puentes nuevos y 29 rehabilitados y por rehabilitar. La carretera tiene 18 centímetros de tosca o camada, igual a siete pulgadas, y el espesor del asfalto (donde ya se ha aplicado) es de cinco centímetros.

 

Esta obra, redundará en un mayor aprovechamiento en una zona donde la fortaleza de la economía se rige por el turismo, la explotación agrícola y ganadera, y donde las comunidades circundantes podrán aprovechar las facilidades que se les presentarán una vez esté operando la nueva vía.

 

Al respecto, el ministro de Obras Públicas indicó que la misma agrega cientos de millones de metros cuadrados de zona costera con vocación turística.

 

 "Esta carretera logra que esas tierras puedan ser desarrolladas rápidamente, y podamos nosotros continuar la meta de crecimiento del turismo, hasta llegar a 10 millones de turistas", precisó.

 

Destacó el crecimiento que ha tenido el turismo en la zona, que supera los 500 mil turistas y la construcción de 10 mil nuevas habitaciones hoteleras, lo que junto a la terminación de la carretera asegura la inversión en construcción de hoteles, tras indicar que la meta seguirá en crecimiento.

 

Castillo refirió la importancia que reviste el crecimiento del turismo, no tan solo por la cantidad de divisas que genera, "sino por el gran número de empleos de calidad que se generan".

 

El titular de MOPC y ejecutivos del Consorcio Odebrecht-Sinercon realizaron un recorrido de supervisión por el tramo Uvero Alto-Miches. Castillo anunció allí una serie de obras para las comunidades limítrofes con la nueva vía, como son el asfaltado de calles y los accesos a las mismas.

 

Dijo además, que por instrucción precisas del presidente Danilo Medina, el ministerio que dirige debe vincular la vialidad a la mejoría de vida y el bienestar de los ciudadanos por donde pasa la vía, "en ese sentido estamos atendiendo peticiones que no son parte del proyecto, pero entendemos que hay que atencionar esas pequeñas cosas".

 

Entre las obras que se ejecutan como obras colaterales a la carretera son las vías de accesos a la playa Labacama y El Limón, se trabaja en el asfaltado de algunas calles, y pronto se intervendrá el sector La Mina.

 

En la ejecución de la carretera interactúa a diario un personal integrado por 800 servidores, entre ingenieros, subcontratados, obreros y personal de apoyo. Para los trabajos de zanjas y encaches hay subcontrataciones.

 

El límite de velocidad en la carretera será de 60 a 80 kilómetros por hora en la zona no urbana, y la garantía del material asfáltico colocado tiene un mínimo de 10 años, con mantenimiento preventivo realizado por el MOPC.

 

En el trayecto El Cedro-Miches brigadas proceden en estos días a realizar trabajos de movimientos de tierra, construcción de desvíos para eliminar curvas fuertes, construcción de alcantarillas y vaciado de cabezales y conectar con Miches.

 

Uno de los principales retos que tiene la empresa constructora ha sido con las comunidades circundantes. La construcción de la vía beneficia a más de 12 comunidades, entre las que resaltan El Cedro, Nisibón, Sabana de Nisibón,  La Colonia, El Guaraguao, Caco Blanco, entre otras.   

 

Como parte de la responsabilidad social, el Consorcio Odebrecht interactúa con las comunidades por donde atraviesa la vía. Allí se realizan reparaciones de campos deportivos, se realizan rehabilitaciones a caminos vecinales, operativos médicos, charlas preventivas de enfermedades, y apoyo a grupos culturales de esos sectores.

Noticias